Portada » Alerta ante una sequía histórica que ya amenaza seriamente cultivos de la Comunidad Valenciana

Alerta ante una sequía histórica que ya amenaza seriamente cultivos de la Comunidad Valenciana

by Redacción

Desde la Unió Llauradora resaltan la incidencia en los cereales y en la falta de pasto, por lo que plantea una batería de medidas para paliar las pérdidas de los productores.

El mes de marzo de 2023 ya ha pasado a la historia como el segundo más cálido y más seco del siglo XXI en España, y el tercero más cálido desde que comenzaron los registros en 1961, según el último balance climático de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La Unió Llauradora alerta que la falta de lluvias amenaza seriamente ya algunos cultivos en la Comunidad Valenciana, con especial incidencia de forma inmediata para los cereales que no han germinado en la mayor parte de los casos desde la siembra.

La organización señala que los cereales de la mayor parte de nuestro territorio están en una situación dramática. No han tenido nascencia y los que lo han hecho es con una baja producción y calidad por la sequía que se padece en las zonas productoras.

Las siembras tempranas se están secando por días, las tardías han nacido muy mal y si no llueve pronto habrá que ver en qué situación final quedan.

A todos estos problemas climatológicos hay que sumar la incidencia de la fauna salvaje en el cultivo.

La superficie plantada de cereales (trigo, cebada, avena, centeno y triticale) en la Comunitat Valenciana durante esta campaña ronda las 25.000 hectáreas, muy similar a la del pasado año.

Aparte de los cereales hay que reseñar el resto de los cultivos de secano donde existe preocupación sobre cómo les afectará en el caso de no llover durante los próximos meses. Es el caso de la viña, almendro, olivar o cereza donde se esperan lluvias para evitar una futura merma de cosecha.

En el caso de los cultivos de regadío hay que señalar que la sequía y las altas temperaturas provoca un incremento del coste de los riegos sin ni siquiera poder compensarlos con la doble tarifa eléctrica para abaratar la factura.

La ausencia de lluvias provoca del mismo modo la falta de pastos y el considerable aumento del coste de la alimentación animal para la ganadería extensiva debido a la necesidad de compra de pienso que lo supla.  

La Unió pide que se adopten medidas urgentes que en el caso de los cereales sería poder arar la superficie sembrada para dejarla en barbecho antes de finalizar el período obligatorio que se establece para cumplir con la condicionalidad de las ayudas de la PAC o permitir, de oficio, la entrada de ganado en las parcelas sembradas sin que ello afecte al cumplimiento de la condicionalidad.

Sobre la ganadería extensiva, La Unió reclama una ayuda directa por los costes adicionales de la alimentación a consecuencia de la sequía (se incluye la apicultura) y también una autorización de oficio para permitir pasturar en parcelas sin afectar a la condicionalidad ni a las ayudas PAC

En líneas generales, aparte de las medidas específicas para esos sectores más amenazados, la Unió demanda “una batería de medidas para paliar los efectos de la sequía y entre ellas una línea de apoyo a las explotaciones agrícolas y ganaderas con pérdidas de producción bruta de, al menos, el 20% de la producción”.  

También propone una “reducción de los índices de rendimiento neto en el ámbito de la Ley en la línea que se realizan anualmente y para los titulares de explotaciones agrarias afectadas por la sequía y que tributen por el sistema de estimación directa en el IRPF el incremento de los gastos de difícil justificación por los trabajos realizados para paliar la sequía”.

Así mismo, demanda “la condonación del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles de los bienes afectos a la actividad agraria (independientemente si está en zona rústica o urbanizable)”.

“Al tratarse de un tributo local, la pérdida de ingresos de los ayuntamientos y diputaciones provinciales sean compensados con cargo a los Presupuestos Generales del Estado”.

Del mismo modo solicita “medidas laborales y de Seguridad Social, entre ellas la condonación en los pagos de cotizaciones o cuotas, así como la reducción por contingencias comunes; así como fondos extraordinarios de lucha contra la sequía o préstamos por mediación del ICO”.

Otra medida propuesta por la Unió pasa por “la formalización de convenios con las entidades financieras que gestionan las ayudas PAC para adelantar, a coste cero, los pagos antes de la conclusión del mes de octubre y de acuerdo con los importes percibidos en la campaña anterior”.

En este sentido, reclama “la consideración de la sequía a efectos de mantenimiento de la condición de Agricultor Activo, el anticipo de las ayudas de la PAC (primer y segundo pilar) al 16 de octubre o autorizar el pasto en parcelas dentro del período actualmente de 6 meses consecutivos entre el 1 de enero y el 30 de septiembre“.

You may also like