Portada » Gastronomía, cultura y tradición se dan cita en la IX Fiesta de la Manzana Esperiega

Gastronomía, cultura y tradición se dan cita en la IX Fiesta de la Manzana Esperiega

by Redacción

La localidad de Castielfabib, en el Rincón de Ademuz, da hoy el pistoletazo de salida a dos días repletos de actividades para todos los públicos

La pequeña localidad de Castielfabib, en el Rincón de Ademuz, abre las puertas este viernes de la novena edición de la Fiesta de la Manzana Esperiega, una cita ineludible para acercarse y conocer esta comarca del interior valenciano.

Un evento alrededor de un producto único y especial, como es la Esperiega o manzana helada, cultivada desde tiempos inmemoriales en el Rincón de Ademuz, que ofrece gran variedad de posibilidades culinarias y que es, en definitiva, una marca territorial y punto de unión para todos los pueblos de la comarca.

La inauguración oficial de la Feria, con la recepción de autoridades comarcales, provinciales y autonómicas, tendrá lugar en la mañana de este sábado, aunque ya las primeras actividades arrancarán esta misma tarde con una interesante jornada formativa a partir de las 18:00 h.

Sábado y domingo, con el mercado de productos agroalimentarios y artesanales como centro del eje del programa, se ofrecerán diversas actividades para disfrutar por todo lo alto grandes y pequeños: talleres de cocina, degustaciones, exposiciones, teatro, música en directo, espacio lúdico-infantil…

La Reina de las Manzanas

La manzana esperiega se cultiva exclusivamente en el Rincón de Ademuz y es considerada como «la reina de las manzanas».

Debido a las características climatológicas de la comarca del Rincón de Ademuz, se cultivan unas manzanas de calidad que aportan una dulzura y un aroma únicos, la Esperiega una variedad autóctona que sólo se desarrolla y se puede cultivar en el Rincón de Ademuz.

La Esperiega es una manzana de pulpa muy dura, azucarada y por ello «más buena de comer», de buena presencia y que no necesita cámara para mantenerse. De esta forma su recolección comienza a mediados de octubre y se pueden mantener por sí mismas, hasta abril o mayo. Tras la recolección, la manzana debe permanecer unos 20 o 30 días en casa para transformarse y así su color rojo se hace más vivo y el verde se transforma en amarillo. La Esperiega es la variedad que en otros lugares se conoce como las «manzanas heladas», pues el azúcar que contiene se cristaliza y da una sensación de ser hielo. La manzana Esperiega es más tardía en su floración respecto del resto de variedades. Su recogida también se desarrolla más tarde y es la variedad que mejor aguanta el frío, y la conservación dura varios meses sin necesidad de refrigeración.

You may also like