Portada » Una nueva planta de mobiliario de cocina creará 230 puestos de trabajo en Teruel

Una nueva planta de mobiliario de cocina creará 230 puestos de trabajo en Teruel

by Redacción

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión de este miércoles declarar Inversión de Interés Autonómico la planta de producción de piezas y componentes de mobiliario de cocina que pondrán en marcha FINSA y Grupo ADEO en la Plataforma Logística de Teruel (PLATEA), como ya fue anunciado públicamente la semana pasada. Este proyecto, fruto de la colaboración de estas dos empresas de amplia trayectoria y gran experiencia en el sector, supondrá una inversión de más de 75 millones de euros y permitirá crear 213 empleos directos.

Las instalaciones contarán con una línea de despiezado a medida de tablero recubierto (materia prima), otras líneas de mecanizados de piezas cortadas (canteado, ranurado, taladrado, etc…), línea de conformado y línea de embalado en kit. Además, el centro estará dotado de un almacén automático inteligente y contará con vehículos auto-guiados para el transporte interno del material. También está prevista la instalación de placas solares en el tejado de la nave para el autoconsumo de la nueva fábrica.

La materia prima principal de la planta será el tablero recubierto procedente de la planta de FINSA situada en Cella (Teruel), por lo que este proyecto supondrá también la consolidación de ese centro de fabricación, según explican los promotores en la memoria presentada para la solicitud de la declaración de Interés Autonómico, que permitirá agilizar los plazos administrativos del proyecto.

Esta iniciativa conjunta empresarial refuerza las relaciones entre ambas empresas, que llevan colaborando más de 20 años en la fabricación y distribución de productos para el hogar derivados de la madera. FINSA, como fabricante de madera técnica en distintos formatos y su posterior transformación, y ADEO, como potente grupo de empresas de distribución y venta directa a cliente, constituyen juntas un negocio donde la aportación de la materia prima competitiva y la distribución y comercialización del producto están aseguradas.

Dos fases

El proyecto se ejecutará en dos fases: la primera (2023-2025), con una inversión de entre 70 y 75 millones, incluye la adquisición de los terrenos, construcción de la nave, la compra de equipos y maquinaria, y el inicio de la producción en junio de 2025; mientras que en la segunda fase (2026-2028) se completará la inversión con entre 5 y 10 millones de euros adicionales, ampliando la capacidad productiva mediante la adquisición y montaje de una segunda línea de despiezado y un segundo embalado.

La nueva planta de ubicará en una parcela en PLATEA de aproximadamente 145.000 m2, muy cerca de la plataforma ferroviaria de PLATEA. En dicha parcela se construirá una nave de producción de unos 32.000 m2, a la que habrá que sumar las oficinas. En ella trabajarán inicialmente unas 133 personas, una plantilla que se irá incrementando de forma paralela al crecimiento de la producción para ocupar turnos extra de trabajo. Al finalizar la fase 2 con la nueva línea de corte y embalado -es decir, a lo largo de 2028-, los promotores esperan tener una plantilla directa de 213 personas (182 de personal de producción y mantenimiento, y el resto técnicos y administrativos). Además, se estima una ratio de creación de entre 2,5 y 3 puestos de trabajo indirecto por cada empleo directo generado.

Además, hay que añadir la generación de empleo a través de las obras en infraestructuras e instalación de la maquinaria de la planta, que pueden llegar a emplear del orden de 60-80 personas de media durante los 2 o 3 años de duración de las mismas

Los promotores destacan también en la memoria del proyecto que el emplazamiento del nuevo centro, a menos de 10 Km de distancia de su fábrica proveedora de su principal materia prima y cerca de los centros de distribución y tiendas de venta, reducirán la huella de carbono del transporte. Dicho transporte podrá ser en un alto porcentaje a través de ferrocarril dada la proximidad de la plataforma ferroviaria de Platea.

Empresas promotoras

FINSA desarrolla su actividad en el campo de la fabricación y transformación de productos derivados de la madera como tableros, superficies decorativas, suelos laminados y componentes para muebles, siendo una de las empresas líderes del sector en Europa. Con una plantilla de alrededor de 3.300 personas, 1.119 millones de euros en ventas y 64 millones de euros en inversiones, el grupo cuenta con 11 plantas de producción (7 en España –una de ellas en la localidad turolense de Cella-, 2 en Portugal y 2 en Francia), 16 delegaciones comerciales propias en 10 países, 7 plataformas logísticas en diferentes puntos de Europa y un departamento de exportación que trabaja con clientes de todo el mundo. España, Portugal y Francia son los principales mercados de la empresa.

Por su parte, ADEO es el tercer grupo mundial del sector en la venta de bienes de consumo para el bricolaje y la decoración. Agrupa diferentes firmas presentes en 20 países a través de sus 900 puntos de venta, como Leroy Merlin, Bricomart o Kbane. En 2017, se convirtió en el actor número 1 en Europa del sector del bricolaje y jardinería y tercero en el ámbito internacional. En Francia, el liderazgo de ADEO le ha permitido alcanzar el 44% de cuota de mercado.

You may also like